TECNOLOGIA

El proyecto de la NASA que es un telescopio con forma de flor que busca planetas habitables

.

Muchos creíamos que la NASA se tomaría un respiro tras el exitoso lanzamiento del telescopio espacial James Webb (JWST), pero no es así. La NASA ya se está preparando para desarrollar su próximo gran telescopio a partir de los conocimientos adquiridos con el lanzamiento del año pasado.

Cuando las Academias Nacionales publicaron Astro2020 en 2021, el estudio instaba a la NASA a seguir desarrollando un futuro telescopio espacial que funcionara en longitudes de onda ultravioleta, visible e infrarroja cercana.

El objetivo, según la encuesta, era que este telescopio allanara el camino para los telescopios de infrarrojo lejano y rayos X. Todos estos proyectos podrían englobarse en un único programa que busque algo muy concreto en el espacio.

La NASA parece haber tomado en serio la recomendación de Astro2020. El año pasado, la agencia puso en marcha el Programa de Maduración Tecnológica de Grandes Observatorios (GOMAP), una iniciativa de desarrollo tecnológico que se centraría en lo que comúnmente se denomina los "Nuevos Grandes Observatorios".

Según los funcionarios de la NASA, la primera tarea de GOMAP es desarrollar un telescopio espacial de 6,5 metros en el ultravioleta, el visible y el infrarrojo cercano, el mismo que Astro2020 recomendó hace poco más de un año. Este se llamará Observatorio de Mundos Habitables o HWO.

 

El telescopio que buscará mundos habitables para nosotros

La NASA ya ha elaborado las políticas necesarias para tal hazaña. Tiene previsto crear un equipo de revisión de la ciencia, la tecnología y la arquitectura (START) en el que participarán entre 20 y 30 científicos e ingenieros.

START trabajará con un grupo de consultores para determinar la financiación y el calendario de desarrollo del telescopio. Se prevé que dicho calendario sea bastante extenso, con una planificación que se prolongará hasta 2024 y otros preparativos que se prolongarán hasta 2028.

 

En 2029, la NASA iniciará la fase A de su proceso de desarrollo. Y las primeras estimaciones sitúan el lanzamiento del telescopio entre 2035 y 2041. Entonces podremos observar mejor aquellos planetas lejanos en el espacio que tienen el potencial suficiente como para albergar vida... o a nosotros mismos.

El HWO integrará tecnologías probadas, como los espejos segmentados del James Webb y el coronógrafo del Telescopio Espacial Romano Nancy Grace. La NASA planea facilitar el servicio de satélites para mantener el telescopio actualizado y realizar reparaciones cuando sea necesario. Así evitaremos los fallos vistos en el Hubble.

 

 

 

 

Fuente: ComputerHoy

Volver arriba